Hoy en día con las nuevas tecnologías, el consumidor es el que manda y busca una compra instantánea y de entrega casi inmediata. Por lo tanto, el tiempo y la logística son los mayores retos del ecommerce hoy en día. Es por eso, que el servicio de envío Same-day delivery: entregar en el día, ya presente en grandes ciudades chinas y estadounidenses, está dando sus primeros pasos en España.

¿Pueden las tiendas online superar la barrera del tiempo?, ¿cómo hacer que el precio del transporte no repercuta en el cliente?

same-day delivery significado

En esta carrera por ser el más rápido, las páginas web dedicadas al ecommerce son las que llegarán antes respecto a las tiendas físicas. Algunas compañías como Amazon o plataformas de lujo como Net-a-Porter o Farfetch ya ofrecen este envío en el mismo día. Algo que los retailers tendrán que tener en cuenta e implantar este servicio same day para poder evolucionar con el mercado y entregar los artículos el mismo día de su adquisición online

Y es que, en el mundo online, el consumidor es soberano, teniéndole que dar un servicio a la carta para que elija la relación calidad-precio que desee. Los clientes son cada vez más exigentes y la oferta cada vez más grande por parte de los operadores.

Reducir el tiempo de espera tiene un coste, y ese precio extra es algo que muchos consumidores no lo quieren asumir, sin embargo, con estas entregas en un día, la persona que solicita un envío el mismo día debe ser consciente de que ese servicio Premium en las tiendas virtuales lo tiene que pagar.

Por poner un ejemplo, los pedidos de Amazon de Madrid que se realizan antes de las 14:45 se entregan entre las 18:00 y 19:00 de la tarde del mismo día con un precio de 6,99€ por producto. Ahora sus miras son todavía mayores, intentando poner en marcha esta modalidad de envío forzando la máquina del tiempo hasta entregar los pedidos en menos de una hora (servicio denominado Prime Now, por 9,5€).

amazon same-day delivery box

La cercanía del destinatario con los almacenes que administran el stock o los centro de reposición cercanos es clave para poder atender a las prisas de los consumidores, algo que no es posible a nivel de costes excepto para las grandes compañías o suficiente mercado para satisfacer la demanda.

Inditex, o más concretamente, la tienda online de Zara cuenta con un servicio de envío en el que la compañía se compromete a entregar el pedido entre 24 horas y 48 horas después de la compra con un sobrecoste de 5,95€ en Península y Baleares y 9,95€ en las Islas Canarias.

Habrá que seguir de cerca este tipo de tendencias same day y la demanda de los clientes para adecuar el servicio a las peticiones del consumidor en esta carrera a contrarreloj para entregar los pedidos de moda,  ya que los clientes esperarán lo mismo del resto de compañías dentro de los factores fundamentales para competir en ecommerce. El cliente pide oferta y calidad de servicio: la oferta es marca y precios y el servicio es muchas cosas, como la entrega, las devoluciones y el tiempo y la comodidad. En este sentido, el envío same day simboliza perfectamente a las compañías que ofrecen artículos de gama alta o enfocados a un consumidor premium.